El 9 de mayo de 1945, las Islas del Canal fueron liberadas por las fuerzas británicas, después de cinco años de ocupación alemana. Un particular objeto tuvo la fortuna de salir ileso de aquel periodo… y hoy en día se exhibe en el World Rugby Museum. Cumplidos 75 años de la liberación, hoy recuperamos la historia de la Copa Siam: un trofeo con un secreto muy bien guardado.

La Siam Cup es el segundo trofeo más antiguo en disputa en el mundo del rugby, después de la Calcutta Cup. Se trata de una ensaladera rosada de forma esférica hecha de plata de Siam y elevada sobre una base de ébano. El conjunto mide 32 centímetros de alto y la copa alcanza un diámetro de 27 centímetros. La superficie de plata está ornamentada con un intrincado conjunto de danzarinas y cabezas de elefante. Y alrededor de la base aparecen placas grabadas en plata con los nombres de los equipos que han ganado el trofeo desde 1920.

Siam Cup

La Siam Cup, en el World Rugby Museum de Twickenham.

La Copa Siam llegó hasta las Islas del Canal gracias al teniente coronel Forty, oficial que sirvió en Siam (Tailandia) con la infantería ligera de Durham, en la primera década del siglo XX. Forty y otros cuatro oficiales del ejército británico, todos educados en diferentes colegios de las Islas del Canal, buscaban reinstaurar una vieja confrontación entre el Elizabeth College de Guernsey y el Victoria College de Jersey. Y, en ese intento, estaban convencidos de que la donación de un nuevo trofeo incentivaría el regreso del rugby a los colegios.

En el mismo regimiento que nuestros cuatro protagonistas servía el hijo del rey de Siam, y todos se hicieron amigos. Cuando el heredero fue coronado en 1910 como monarca, el rey Rama VI de Siam, ordenó fundir monedas autóctonas, que más tarde serían refundidas por el Platero Real, hasta darle forma al trofeo. Una vez culminado, se lo entregó al grupo de oficiales británicos como símbolo de su amistad.

El trofeo fue fabricado a partir de las monedas autóctonas que ordenó fundir el rey de Siam, Rama VI, quien había servido en el regimiento de infantería ligera de Durham junto a varios oficiales que practicaban el rugby en las Islas del Canal

Así, la copa llegó a la isla de Guernsey en 1920 en manos de Forty y se decidió que se la disputaran anualmente los dos rivales colegiales, Victoria College y Elizabeth College. Cuando el rugby dejó de nuevo de ser practicado en ambos centros, tomaron el relevo los dos clubes de rugby de las islas: el Jersey RFC y el Guernsey RFC. El ganador inaugural de la Siam Cup levantó el trofeo por primera vez en 1935. Y la copa ha seguido disputándose a partir de entonces cada año, con los dos oponentes haciendo de anfitriones de forma alternativa.

Los Jersey Reds levantan la Siam Cup en la edición de 2016 (Foto: Jersey Evening Post).

Durante la ocupación nazi de las Islas del Canal, de 1940 a 1945, los alemanes trataron de acumular todos los objetos de plata que les fuera posible, con el fin de fundirlos y recaudar fondos para el Tercer Reich. Pero los isleños debieron ocultar de manera muy eficaz la Siam Cup, porque durante esos años de bota de hierro germana literalmente estuvo desaparecida. A pesar de que se ha especulado mucho, nadie ha podido establecer todavía con certeza dónde permaneció el trofeo todo ese tiempo. En 1947 reapareció y volvió a entregarse al ganador del choque entre los dos clubes de las islas.

En los 70 se decidió fabricar una réplica, que es la que ahora reciben los vencedores anuales del enfrentamiento, con el fin de preservar el trofeo original, al que el paso del tiempo había dejado en un precario estado. La verdadera Copa Siam fue cedida a largo plazo al World Rugby Museum y forma parte de la galería dedicada al deporte en el imperio y el resto del mundo. A pesar de que se trata, sin duda, de un trofeo con una larga historia que contar, el relato de su supervivencia frente a los nazis todavía es a día de hoy un misterio muy bien guardado.

[Niamh Field es Collections Officer en el World Rugby Museum de Twickenham. 

El blog From the vaults se publica en la web del World Rugby MuseumAccede y sigue sus perfiles en redes sociales eFacebook, Twitter Instagram].