Durante muchísimos años se pensaba que la Calcutta Cup siempre se la habían jugado, de manera exclusiva, Inglaterra y Escocia, y que la levantaba el ganador de su partido anual. Sin embargo, hace unos pocos años se descubrieron documentos según los cuales el famoso trofeo pudo ser ganado también por Irlanda, e incluso por Gales, hacia finales del siglo XIX.

Como es sabido de sobra, la copa fue creada a raíz de la disolución del Calcutta Football Club, en 1878. Las 270 rupias de plata que atesoraban las arcas del club se fundieron para dar forma al célebre trofeo, ornado con serpientes y coronado con un elefante, cuyo original se puede ver en la exposición permanente del World Rugby Museum en Twickenham (el que se entrega anualmente es una réplica).

Casi toda la documentación histórica relativa a la Calcutta Cup se acoge de manera estricta al relato tradicional: el trofeo lo recibe el ganador del encuentro anual entre escoceses e ingleses. Sin embargo, hace unos pocos años se encontraron versiones que apuntan a la posibilidad de que, en algún momento entre 1895 y 1900, la Calcutta Cup fuera otorgada al ganador del llamado Home Nations Tournament, que entonces jugaban Inglaterra, Irlanda, Escocia y Gales.

Charles W. Alcock.

Es el mismo torneo, claro, que después dio lugar al 5 Naciones, con la incorporación de Francia y, muchos años más adelante, al actual 6 Naciones, cuando pasó a integrarlo también Italia. En ese lustro final del siglo XIX Irlanda ganó el torneo en 1896 y 1899… Y Gales fue campeón en 1900.

Y es ahí donde los investigadores de la historia del rugby han encontrado datos contradictorios que apuntan a la posibilidad de que la Calcutta Cup también la ganaran Irlanda y Gales. Dos reseñas en sendas publicaciones, el Daily News y el Sporting Intelligence, sostienen que en esos años el trofeo se le entregó al ganador del torneo.

Además de esto, y aún más relevante, en los Anuarios de Charles W. Alcock aparecen menciones que sostienen la misma versión. La edición de 1896 del célebre almanaque describe de forma muy explícita cómo la Calcutta Cup “ha atravesado el canal de San Jorge para irse a Irlanda”. Aunque es verdad que el trofeo no habría completado físicamente el viaje, las implicaciones de esa licencia del autor son evidentes.

Si no fuera por estas referencias de Alcock, podríamos tomar la disensión de las versiones periodísticas como simples errores del redactor de turno. Pero dado el prestigio y el elevado conocimiento de los deportes de equipo que contemplan a Alcock, parece muy improbable que cometiera una equivocación de este tipo.

La fama de Charles Alcock se debe a la creación de la FA Cup de fútbol, además de haber sido el organizador de los primeros partidos internacionales de la historia, el seminal enfrentamiento entre Escocia e Inglaterra.

Algunas teorías sostienen que el único motivo por el cual eran Inglaterra y Escocia las que originalmente se disputaban el trofeo tenía que ver con el menor nivel de Irlanda y Gales: cuando éstos ganaron su primera Triple Corona, se pidió que también pudieran retar a los otros por la Calcutta Cup

La aparición de todas estas referencias en torno a la Calcutta Cup subrayan la posibilidad de que, en esos años, aún no estuviera claro el propósito del trofeo. Pero a ese respecto sólo se pueden agregar especulaciones. También existen relatos anteriores que defienden que el único motivo por el que originalmente la Calcutta Cup se la disputaban Escocia e Inglaterra era por el menor nivel del rugby irlandés en aquellos años, que les impedía retar de manera creíble a los otros. Esto empezó a cambiar cuando Irlanda ganó su primera Triple Corona, en 1894.

Gales, por su parte, no se había probado a nivel internacional hasta 1881, cuando disputó su primer encuentro frente a Inglaterra. En 1893 ganó por primera vez la Triple Corona. Así que parece coherente pensar que, en ese periodo y dados los resultados, Alcock y otros periodistas reclamasen que las condiciones habían cambiado y que también Irlanda y Gales tenían derecho a disputar el famoso trofeo.

Fuera cual fuera la causa, desde 1901 en adelante los Anuarios de Charles W. Alcock indican que el asunto se había resuelto con la decisión de que las cosas se quedaran como estaban: y que a partir de ese momento todo volvía a su cauce y serían Inglaterra y Escocia, de nuevo, los únicos que podrían optar a levantar la Calcutta Cup.

Y lo demás, como se suele decir, es historia.

[Phil McGowan es Curador del World Rugby Museum de Twickenham y del blog del mismo, From the Vaultsen la web del museo].