Manifiesto

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]1[/intense_dropcap]
En H nos gustan las historias de rugby de cualquier tiempo y lugar. Las profesionales y las más modestas. Las íntimas tanto como las universales. Las de hoy, las de ayer, y, si alguien se ofrece a contarlas, también las de mañana.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]2[/intense_dropcap]
En H no vivimos del rugby, aunque sí para el rugby y desde luego con el rugby. En el fondo, esta revista es solo una excusa para que en casa nos dejen ver todos los partidos que nos apetezcan.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]3[/intense_dropcap]
En H preferimos una leyenda a cualquier rueda de prensa. Una historia a la crónica de un partido. Un personaje antes que un marcador. Y, por supuesto, el juego por encima de cualquier resultado.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]4[/intense_dropcap]
También preferimos el césped natural al artificial. Los estadios sin techo, el rugby a cielo abierto y los himnos a capella. Y la jarra al botellin.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]5[/intense_dropcap]
En H tenemos una profunda pasión por el juego y todos tenemos nuestro equipo preferido. Pero nos gusta reconocer el mérito de la victoria ajena y aun celebrarla. Nuestra única camiseta es el rugby. Bueno… y las que coleccionamos en interminable número.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]6[/intense_dropcap]
A los que hacemos H nos fascinan los jugadores de todo tipo. Los que en el campo buscan los intervalos entre los hombres, y también a esos otros que prefieren buscar a los hombres entre los intervalos.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]7[/intense_dropcap]
En H, el man of the match siempre es el equipo.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]8[/intense_dropcap]
La gente de H entendemos que se diga que el rugby está de moda: para nosotros lleva 150 años de moda. En el fondo, H es una revista de moda.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]9[/intense_dropcap]
Si a tus amigos no les gusta el rugby, búscate a otros amigos. O mejor, háblales de H.

 

[intense_dropcap font_color=»#00ac47″]10[/intense_dropcap]
La ‘H’ es muda pero no invisible. De ahora en adelante queremos que se vea en todas partes donde haya un balón ovalado.