Todos los años la misma petición: “¡Tráeme una camiseta de Namibia, que te la pago!”. No hay camisetas de Namibia o son como Godzilla, alguien las vio en la tele. Namibia heredó de Sudafrica lo bueno, pero también lo peor,  y una de las mejores cosas fue su red de supermercados. Metido en el Pick ´n Pay de Keetmanshoop, cruce de caminos con cuatro esquinas en dirección a la nada, sólo hay merchandise de unos tales Springboks.

Namibia es un clásico de la Copa del Mundo, favorecido por el sistema de clasificación y la escasa competencia en el continente. Pero también el más modesto, en todos los sentidos, de los participantes. La del domingo contra Italia fue la vigésima derrota consecutiva de los namibios en la RWC… y no parece que esa suerte vaya a cambiar este fin de semana, precisamente. Son el equipo que más ensayos (47) y puntos (310) ha llegado a encajar en un solo Mundial, el de 2003. En su partido contra Australia en aquel torneo, los Wallabies se cebaron y les metieron hasta 22, para un resultado final de 142-0.

También fueron el último equipo en presentar la camiseta con la que jugarían el torneo en Japón. Una cuestión que tiene que ver seguramente con sus escasos recursos de país de rugby eminentemente amateur, pero que funciona casi como metáfora de la condición medianamente invisible de Namibia, como nación de rugby, a la sombra de los poderosos vecinos sudafricanos. La camiseta de Namibia no es fácil de encontrar ni en el propio país.

La única camiseta que vi es la que te regalan con un pack de cervezas Windhoek…La tirada es tan pequeña y se vende tan poco, que quedan en la órbita de amistades de los jugadores namibios. Un buen kit welwitschia es el segundo diamante del país del suelo naranja; quien la tenga, que la guarde o la muestre para ver si realmente existe Godzilla.

El santo grial es la milk board estampada en vaca, algún día saldrá en La nave del misterio… Yo tengo la original de Costa de Marfil de la RWC1995, comprada en Abidjan a un consignatario de buques por cien pavos, menudo rufián. Esa historia la debo a H. Una vez vi una Canterbury talla iglú made in china re china, sin bordado alguno; no hay camisetas de Namibia y ni yo la tengo tras pasar mucho tiempo ahí abajo.

Un buen kit ‘welwitschia’ es el segundo diamante del país del suelo naranja; quien la tenga, que la guarde o la muestre para ver si realmente existe Godzilla

Este sábado  juegan Namibia y Sudáfrica, dos equipos casi hermanos; un partido que poco interés despierta en Sudafrica, más allá de los puntos. El equipo titular de los Boks incluirá sólo a Lukhanyo Am y Makazole Mapimpi con respecto al que se enfrentó con Nueva Zelanda.

Como Rassie Erasmus, también el entrenador de Namibia, Phil Davies, va a rotar a su escuadra y meterá hasta diez cambios respecto a la formación que perdió 47-22 con Italia, en la primera jornada. Sólo van a repetir titularidad el capitán Tjiuee Uanivi, Cliven Loubser, JC Greyling, Chad Plato y Johan Tromp. Y Eugene Jantjies extenderá a 68 su número de caps: es el jugador con más internacionalidades en Namibia.

Un encuentro cero motivante para los sudafricanos. Imagino que Malcolm Marx o Elton Jantjies, si salen, cambiarán la camiseta; yo lo haría y la guardaría en Suiza.

[Foto: World Rugby].